Soft skills: las habilidades que valoran las empresas en un candidato/a

A la hora de acceder a una oferta de empleo, la experiencia y la formación laboral son el primer paso para postular como candidato/a. Podría decirse que es el primer filtro que pasa nuestro perfil desde el momento en el que nos presentamos a la candidatura. Sin embargo, en un mundo laboral cada vez más competitivo, una entrevista de trabajo requiere más allá de la información técnica de quien se presente: es necesario, por tanto, marcar la diferencia para conseguir el empleo deseado o quedarse a un paso de alcanzarlo.

Un primer punto que atender para maximizar las posibilidades de éxito es demostrar interés en la empresa, o bien a través del conocimiento sobre la propia entidad y su actividad, o bien mostrando una personalidad con confianza que respalde nuestras capacidades. En muchos casos, los/as seleccionadores/as buscan específicamente habilidades que no se pueden preparar o aparentar, como el trabajar en equipo, el autocontrol, la empatía… Estas habilidades – más bien conocidas como blandas en español- se denominan soft skills.

Un factor clave para los seleccionadores

En muchos casos, cuando hay varios/as candidatos/as con las mismas habilidades y experiencia similares, entran en juego el carácter individual de cada uno/a de ellos/as. Además, con el fin de evitar el abandono del puesto o contrataciones fallidas, se introducen rasgos de la personalidad como parte fundamental para conocer el potencial de los/as aspirantes, y no sólo las expectativas. Existen muchas maneras de buscar como seleccionador/a las soft skills del candidato/a, entre ellas:

Una de las situaciones que suelen darse, ya sea el puesto que sea al que postulas, son las referencias de tus puestos de trabajo anteriores. Se trata de la mejor para para conocer las habilidades de una persona a través de su anterior responsable o compañeros/as de trabajo- cómo eras en la acción. Esta prueba es determinante para saber si el/la candidata/a se adapta a lo que busca la empresa.

Se emplean para observar las habilidades comunicativas, empáticas, de resolución de conflictos y otras como la competitividad. En empresas como Inditex, es muy común este tipo de prácticas.

¿Cómo detectar las soft skills?

NOTA

Algunas preguntas que pueden determinar tus habilidades blandas pueden ser: ¿Cuáles son las ventajas de trabajar en equipo? ¿y los inconvenientes? ¿Cuál es tu mayor logro durante tu carrera profesional?

Generalmente las empresas realizan esta investigación para llegar a rasgos de la personalidad. Es importante tener en cuenta que, según el puesto de trabajo, se buscan diferentes características, por eso es muy difícil establecer soft skills más importantes que otras. No obstante, si se pueden clasificar en tres categorías: las interpersonales, sociales y metódicas.

¿Por qué son tan importantes?

Cuando nos referimos a soft skills hacemos referencia a las características sociales innatas en las personas, al contrario que las hard skills, que son aquellas meramente técnicas como la experiencia, conocimientos, etc.   En un proceso de selección, los/as técnicos/as deben obtener la máxima información determinante para obtener el/la candidata/o ideal. Es por ello que se recurren a varias fuentes de información más allá de lo que se presenta en el CV o se dice en la entrevista.

Pese que actualmente es muy común poseer títulos y conocimientos específicos, es necesario atender la parte más desconocida de cada persona puesto que marcará la diferencia.

NOTA

Las hard skills (técnicas) te pueden conseguir entrevistas, pero las soft skills (blandas), son determinantes para conseguir un trabajo.